24 julio 2013

8º SEMANA LITEL PIPOL

Ha sido la peor semana Litel Pipol hasta el momento. He estado tan centrada en un trabajo que tengo que entregar, que la inspiración se me ha ido completamente y por más que buscaba la foto todo se ponía en contra.

El papi, viéndome agobiada, decidió que nos fuésemos de ruteo, así que nos montamos en el coche y sin rumbo nos pusimos a buscar algún sitio. Enseguida decidí que sería del atardecer, pues era el momento ideal: 20:00h. y atardeceres muy coloridos ultimamente.

El problema de ir a hacer fotos sin planificación previa es que te puedes encontrar con que el sol no está en la posición ideal para las fotos o  ni se ve porque lo tapan las montañas, que fue lo que nos sucedió. Menos mal que los peques se durmieron y pudimos rodearlas para llegar a verlo.

Y así fue como llegamos hasta Trevejo, un pueblecito precioso (del norte de Cáceres) desde el que se ve Villamiel. 


Además de otras espectaculares vistas, pues está en lo alto de la montaña.


En esta ocasión me he querido centrar en el paisaje y en el atardecer, pero quedamos pendiente volver para fotografiar el castillo, el pueblecito y todos los demás detalles.
Como veis en la foto, fue tan largo el ruteo que cuando llegamos arriba al castillo el sol se acababa de esconder, 21:50h. Pero mereció la pena, pude obtener las fotos que tenía en mente durante el camino, aunque con poco tiempo para la preparación porque la luz se iba.


Pablo se divirtió mucho imaginándose las mil aventuras del castillo de Trevejo y yo pude aprovechar esa emoción para obtener mi 8º Litel Pipol:


Esta semana rompo con mi reto hasta ahora: conseguir que saliesen  los dos juntos, pero es que la foto me gustaba mucho y Álvaro es muy pequeño para dejarlo solito en este terreno tan inestable. Quizás así pueda conseguir otro tipo de foto, a las que estaba limitada por sacar a los dos.


El viajecito se merecía una foto familiar, hacía tiempo que no nos hacíamos una juntos.



Y con esta última, Pablo canta Victoria, por fin conseguimos lo que buscábamos y el viaje ha merecido la pena. Esperemos que la semana que viene sea más relajada.


No os olvidéis pasad por el blog de Litel Pipol, encontraréis inspiraciones que os asombrarán.



6 comentarios:

  1. Cristina, esos contraluces de Pablo solito, con las manos alzadas, son espectaculares... Realmente geniales!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que quiso colaborar, sino me hubiese dado algo, porque yo visualizaba las fotos que quería y las he conseguido.

      Eliminar
  2. Genial, que luz más bonita!!! que colores!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un momento mágico y yo estaba allí para atraparlo.

      Eliminar